Conversion

En instalación desconectadas de la red

La variabilidad de los consumos

Las instalaciones, principalmente las viviendas, tienen unos consumos muy variables en el tiempo. Aparatos como lavarropas, lavavajillas, microondas, bomba de presión de agua, etc., funcionan muy pocas horas al día. La mayor parte del tiempo solo funciona la radio o la televisión y no resulta rentable mantener el generador funcionando para alimentar los pequeños aparatos.

Con Lika el generador solo funciona para cargar las baterías, o sea en una vivienda normal unas tres horas por día como máximo.

Para que el generador esté apagado veintiuna horas diarias es imprescindible que la potencia del sistema permita el funcionamiento de todos los aparatos. La potencia que entrega el Lika es 10 Kw con capacidad de picos de hasta 36 kW lo que resulta suficiente para que funcionen todos los aparatos de una vivienda unifamiliar

Las pérdidas en la conversión de continua a alterna

Todos los convertidores del mercado, con potencia superior a 5 Kw tienen rendimientos de entre el 10% y el 30% cuando funcionan con bajas potencias (el mismo caso visto para los generadores).

El rendimiento de cualquier sistema Lika, con cualquier potencia de funcionamiento, es superior al 90%.

Rendimiento / Potencia

La siguiente figura muestra la curva típica del rendimiento de los convertidores en función de la potencia de carga

Rendimiento / Potencia

La siguiente figura muestra el rendimiento del Lika para cualquiera de las potencias que fabricamos

Recupera la energía reactiva

Lika recupera la energía reactiva en un porcentaje superior al 90%.

Los altos consumos internos

Cualquier convertidor del mercado, con potencia igual o superior a 10 kW., cuando no tiene nada conectado a su salida, consume miles de vatios, lo que representa un consumo elevado que gasta del almacén sin ninguna utilidad.

Cualquier sistema Lika, con potencia igual o superior a 10 kW, tiene un consumo interno inferior a 2 vatios.

La reducción del tamaño del almacén

Con los inversores tradicionales, las pérdidas por rendimiento sumadas al consumo interno y teniendo en cuenta que no recuperan la energía reactiva, obligan a tamaños de almacén que no pueden ser cargados en tres horas.

Con Lika, a tamaño de instalación idéntica, se necesita un almacén varias veces inferior.

Las pérdidas en el transformador de carga

En las instalaciones actuales, se utiliza un transformador para adecuar el voltaje del generador (paneles fotovoltaicos, generador eólico, etc.) a la capacidad del almacén de las baterías.

Lika utiliza el número de baterías necesarias para llegar a 220 voltios (o a 110 voltios), que pueden cargarse directamente del generador, sin utilizar transformadores. Eso implica mayor simplicidad del convertidor y por ende menor costos y mantenimiento simplificado.

Aunque nos hemos limitados aquí a presentar las ventajas del LIKA para los sistemas aislados de la Red, la tecnología Ortronic es también aplicable a los motores trifásicos, los sistemas de emergencia, el bombeo de agua, la depuración y desalinización de agua y otras aplicaciones menos convencionales.